919 199 101

Digital signage se puede integrar con otras necesidades de comunicación

Cuando hace años veíamos ‘Blade Runner’ y otras fantasías futuristas, una seña identificable eran esos anuncios gigantes en pantallas en medio de la gran ciudad. El futuro ha llegado (aunque los replicantes todavía no), y el digital signage forma parte de nuestro día a día: la emisión de contenidos digitales mediante pantallas, proyectores o paneles táctiles.

Pero los tiempos cambian, y la comunicación unidireccional en la que todo el público recibía el mismo impacto está variando: actualmente lo importante es mostrar publicidad personalizada y en el momento que estabas buscando. Dicho de otra manera: la comunicación ha dejado de ser unidireccional para convertirse en una conversación entre la marca y el usuario.

Comunicación bidireccional

¿Qué le gusta a tu cliente? ¿Qué edad tiene? ¿A qué estímulos reacciona? Necesitas saberlo todo sobre él para adaptarte a los nuevos tiempos, consiguiendo una empresa para vídeos ya sea en Madrid o en cualquier punto de España, que te ayude a realizar un contenido interesante e integrando el smartphone como una posibilidad más dentro del digital signage. Y es que la comunicación ya es capaz de crear una experiencia personalizada y única para cada persona. Por poner un ejemplo: un cliente que ya ha realizado una compra online en un establecimiento, debería ser reconocido y tratado de forma especial al entrar en la tienda real de dicho establecimiento. Aunque aún suene a ciencia ficción, es el futuro al que nos encaminamos

La personalización: esa es la clave. Y es algo que puede hacer desde el gran negocio capaz de instalar grandes carteles digitales en marquesinas como el pequeño comercio, que tiene más posibilidades que nunca de triunfar en este mundo digital si se actualiza a tiempo en lugar de ir a remolque.

Espacio interactivo

Esta nueva manera de comunicar hace que el punto de venta sea mucho más: un espacio interactivo que conecta marca y público. Para ello, ya sea mediante el teléfono móvil o mediante los diferentes monitores, el cliente debe conseguir la información que busca cuando la busca. No, no es el futuro sino el presente: si os paráis a pensarlo, la compra desde un monitor táctil “Easy order” o los monitores que miden la audiencia y la segmentan para darles publicidad personalizada, son ejemplos claros de digital signage.

En el futuro, la personalización crecerá aún más, provocando el crecimiento del tiempo que el cliente pasa en la tienda. Hablamos no solo del NFC (que, acercando el móvil, permite descargar datos en el mismo) sino de otras herramientas como la realidad aumentada, escaparates interactivos o la gestión inteligente de colas.

Consecuencias

Esto está muy bien, pensarás, pero… ¿Qué tiene que ver con mi empresa? ¿Por qué debería gastar dinero para incluir estas novedades en mi comercio? Lo cierto es que, además de la optimización de las operaciones dentro de la tienda (ya que, como hemos dicho, también permite montar colas y hacer que su público se divida fácilmente) y la instalación de Digital Signage, te permitirá encontrar la interacción con el cliente y fidelizarlo, conociéndole de forma exhaustiva y organizando sus perfiles para entender sus necesidades y, por qué no, las de la propia tienda. Entender al cliente para entendernos a nosotros mismos: una de las claves del futuro del digital signage.

¡Contacta con nosotros para producir tu material audiovisual e impactar en tu posible público de forma más inmediata e interesante!

 

Scroll to top