919 199 101

La clave de tu estrategia digital, el vídeo

El 23 de abril de 2005 parecía un día más, pero, bajo una pizzería y un restaurante chino de San Mateo, en California, estaba ocurriendo un hecho histórico: Jawed Karim subía “Me at the zoo” a Internet, un vídeo en el que mostraba los elefantes del zoológico de San Diego. Esto no tendría mayor importancia sino fuera porque este es el primer vídeo de la historia de YouTube. Trece años después, no hay ninguna estrategia digital completa si falla, precisamente, en el vídeo.

La actualidad

Según un estudio de Hubstop, el 81% de las marcas hace vídeo marketing en la actualidad, y es lógico: solo en el teléfono móvil, YouTube llega a más usuarios entre 18 y 34 años que cualquier cadena de cable estadounidense. De hecho, al día se ven más de mil millones de horas de contenido, más que Netflix y Facebook Watch combinados. ¿No te parece un mercado en el que tu marca solo tiene algo que ganar?

¿Qué es?

El vídeo marketing utiliza la imagen audiovisual para lograr diferentes objetivos, pero no solo en YouTube: también en otras redes sociales (conocido como “vídeo social”). Es cierto: supone un esfuerzo extra, pero en unos meses podrás ver cómo sale a cuenta al mejorar tanto tu reconocimiento de marca como tus números de venta. Y es que está comprobado que el contenido audiovisual aumenta tanto los beneficios como el ROI.

Solo un ejemplo te hará darte cuenta de la importancia del vídeo marketing: 9 de cada 10 usuarios ven vídeos de productos antes de tomar la decisión de compra. Obviamente tu estrategia digital no puede constar tan solo de un vídeo puntual: debe haber un plan marcado, con contenidos bien pensados y alineados con la estrategia general de la marca.

Pero, ¿cómo lo hago?

Tienes diferentes opciones, pero lo mejor es contactar con un equipo profesional que te ayude y asesore. Un profesional te puede ayudar a saber cuál es el mejor estilo que necesitas dar a tu creación: ¿Un tono joven y atrevido, al estilo Rubius… o quizá una perspectiva más clásica dedicada a un cliente maduro? ¿Lo que necesitas son vídeos sin sonido pero con texto superpuesto, al estilo Buzzfeed?

Puede que merezca la pena contratar a influencers ya formados para que atraigan público a tu canal. Aunque a ti no te suenen de nada, los YouTubers son mucho más famosos entre la juventud actual que los actores o los presentadores televisivos. ¡El paradigma ha cambiado!

Cómo triunfar seguro

Ante todo, no hagas los vídeos con la única intención de triunfar de forma inmediata. Paciencia: es mejor que los hagas con personalidad, para mostrar la imagen de tu empresa correctamente y pretendiendo disfrutar y aprender de la experiencia. Prueba, construye, cambia y destruye hasta dar con el tono que quieres mostrar en tus vídeos. Con honestidad, emotividad y una factura técnica impecable, ¡seguro que tu público está ahí para apoyarte!

Cada red es diferente

Lo recomendable es adaptar tu vídeo a cada red social: en YouTube puedes introducir varios minutos sin problema (el estándar pasa de los diez), en Facebook también puedes alargar la duración porque el algoritmo de la plataforma hará que aparezca a tus seguidores durante varios días. Por su parte, en otras redes prima la inmediatez y los formatos cortos: en Twitter tan solo puedes subir 2 minutos y medio, mientras que Instagram permite vídeos de un minuto en el TL y de quince segundos (alargados, preferiblemente, en formato 9:16) en las Stories. Por suerte, se puede cortar, ¡pero tienes que tener en cuenta que la gente se aburre rápido en un medio de consumo inmediato!

Adáptate y triunfarás. Ante cualquier duda, no te lo plantees más: ¡Contacta con nosotros!

Scroll to top